Hospital Vithas San José

Hospital Vithas San José
Cita online

945.294.204

  • Ginecología

    Miomectomía

  • ¿Qué es?

  • Especialista

  • Precio

  • Pedir una cita

  • <Ver todas

Miomectomía

  • Los miomas, ¿Qué son?

 

Son tumores benignos, no cancerosos que crecen a expensas de la capa muscular del útero llamada miometrio. También son llamados leiomiomas o fibromas y son secundarios al crecimiento anormal de un grupo de células de la pared uterina.  Los miomas uterinos son muy comunes y se considera que al menos una de cada cinco mujeres en su etapa fértil tiene un mioma. Este porcentaje aumenta con la edad y alrededor de la mitad de las mujeres los presentan hacia los 50 años.

Su localización es variada y pueden presentarse en la superficie del útero, en el grosor de su pared o en su interior aunque a veces se presentan simultáneamente en todos estos sitios. Los miomas, según su localización en el útero se conocen como:

- Intramurales: en la pared muscular del útero.

-Submucosos: en la cavidad uterina.

-Subserosos: justo bajo la cubierta externa del útero.

-Pediculados: aquellos miomas que se presentan en un tallo o pedúnculo largo en la parte externa del útero o dentro de la cavidad del útero.

El tamaño suele variar, pueden ser muy pequeños o llegar a tener un tamaño que obligue al útero a abarcar toda la pelvis y la parte baja del abdomen. Pueden presentarse de forma independiente o en forma de racimos. 

 

  • Causas del mioma

 

Se desconoce la causa de los miomas en el útero. Sin embargo, el crecimiento de los miomas uterinos ha estado ligado al estímulo  hormonal ya que al parecer el desarrollo de los miomas depende de los estrógenos. Mientras una mujer con miomas esté menstruando, éstos probablemente seguirán creciendo, por lo general de manera lenta. El  por qué unas mujeres desarrollan miomas y otras no, parece que depende de una predisposición genética y de tener un útero que es más sensible a la acción de los estrógenos. La aparición de la menopausia suele detener el crecimiento de los miomas e incluso disminuyen de tamaño, pero nunca desaparecen.

Entre las mujeres de mayor riesgo están las que tienen sobrepeso u obesidad, ya que el exceso de grasa condiciona los niveles de estrógenos y con ello se favorece la aparición de los miomas.

 

  • Síntomas

 

Los síntomas más comunes de los miomas uterinos son:

-Sangrado entre períodos.

-Sangrado menstrual abundante (menorragia), a veces con coágulos de sangre.

-Períodos menstruales que pueden durar más de lo normal.

-Necesidad de orinar con mayor frecuencia.

-Calambres pélvicos o dolor con los períodos.

-Sensación de presión en la parte baja del abdomen.

-Dolor durante la relación sexual.

-Anemia ocasionada por la pérdida de sangre.

Cuando los miomas crecen mucho, y debido a la compresión que producen, pueden ocasionar:

-Problemas urinarios con dificultad para orinar o bien incontinencia por la presión y dolor.

-Estreñimiento crónico.

-Hemorroides.

A menudo no hay ningún síntoma y se diagnostican durante una exploración ginecológica rutinaria o una ecografía. De ahí la importancia de realizar revisiones ginecológicas periódicas.

 

  • Tratamiento

 

El tratamiento depende de varios factores, como:

-Edad.

-Salud general.

-Gravedad de los síntomas.

-Tipo de miomas.

-Si desea tener hijos en el futuro.

Algunas mujeres simplemente pueden necesitar exámenes pélvicos o ecografías periódicas para vigilar el crecimiento del mioma.

El tratamiento para los síntomas de los miomas puede abarcar:

-Pastillas anticonceptivas (anticonceptivos orales) para ayudar a controlar los períodos menstruales abundantes.

-Dispositivo intrauterino (DIU) liberador de gestágenos para ayudar a reducir el sangrado abundante y el dolor.

-Suplementos de hierro para prevenir o tratar la anemia debida a las menstruaciones abundantes.

-Antinflamatorios no esteroides (AINES) como el ibuprofeno, para el tratamiento del dolor menstrual.

- Acetato de ulipristal (Esmya): tratamiento vía oral, se administra 1 comprimido 1 vez al mes durante el tiempo que determine su ginecólogo. 

-Inyecciones de hormonoterapia por corto tiempo para ayudar a reducir el tamaño de los fibroides.

-Cirugía.

El tratamiento quirúrgico de los miomas depende del tipo, tamaño y localización de los mismos. Puede realizarse una miomectomía, que consiste en la extirpación de uno o varios miomas, con posterior reconstrucción del útero con el objeto de conservar la capacidad de tener hijos. Tradicionalmente se ha realizado mediante una incisión abierta en el abdomen, parecida a la utilizada para una cesárea. Sin embargo, en la actualidad y gracias a los avances de la ciencia, se puede realizar enla gran mayoría de los casos por medio de una laparoscopia, realizando unas pequeñas incisiones, una en el ombligo o cicatriz umbilical, por donde se introduce el laparoscopio, que es un tubo conectado a un sistema de vídeo, y otras incisiones laterales en la zona púbica, por donde se introducen los instrumentos quirúrgicos utilizados que también son muy delgados. Todo este procedimiento se realiza bajo anestesia general.

Cuando los miomas son de tipo submucoso, es decir, crecen dentro de la cavidad uterina, se realiza su extirpación mediante una histeroscopia  quirúrgica en la que se utiliza un histeroscopio, que es un tubo delgado conectado a una óptica que se inserta dentro del útero a través de la vagina y del cuello uterino. Este equipo tiene fibra óptica que permite visualizar las lesiones y extirparlas. El procedimiento requiere anestesia que puede ser raquídea. La anestesia raquídea consiste en la punción y administración de un anestésico local a través de la columna lumbar, técnica muy bien tolerada que anestesia la parte inferior del cuerpo. Esto permite su realización de manera ambulatoria o con corta estancia hospitalaria.

En otras ocasiones, si el tamaño o el número de los miomas, o bien si no se desea preservar la fertilidad, puede ser necesaria la extirpación completa del útero o histerectomia. Al igual que en el caso anterior, puede realizarse con incisión abierta del abdomen o bien, en muchos casos mediante abordaje por laparoscopia, en ambos casos con anestesia general.

En cualquiera de  los  casos los  pacientes que se sometan a alguno de los tratamientos posibles  o  a esta  intervención, en el Hospital Vithas  San Jose, tienen la  tranquilidad de  contar con un equipo de ginecología y obstetricia que cubre las urgencias de  esta  especialidad durante las 24 horas del día, los  365 días del año.

 

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, a partir de su navegación.
Si continúa navegando, sin cambiar la configuración, consideramos que acepta su uso. Ver nuestra política de cookies.