Hospital Vithas San José

Hospital Vithas San José
Cita online

945.294.204

  • Traumatología

    Prótesis de rodilla

  • ¿Qué es?

  • Especialista

  • Precio

  • Pedir una cita

  • <Ver todas

Prótesis de rodilla

La principal causa de las lesiones degenerativas de  rodilla  es la  artrosis, que puede ser primaria (degenerativa) o secundaria a enfermedades reumáticas, infecciosas, inflamatorias o traumáticas.   La artrosis supone un desgaste del cartílago lo cual provoca y limitación en la movilidad de la rodilla afectando así al  día a  día de las  personas que lo sufren. 

La  sustitución protésica de la rodilla es una de las operaciones más agradecidas por parte de los pacientes con resultados inmediatos: eliminación del dolor y mejora de la función de la articulación. 

Al decidir implantarte  una prótesis de rodilla, has dado el primer paso hacia la recuperación de un estilo de vida activo.

….Dí adiós al Dolor….

 

  • ¿Qué es?

 

Este tipo de implantes son reproducciones anatómicas de  las articulaciones que forman la rodilla, fabricados con diversos metales y materiales plásticos que reproducen la movilidad normal de la rodilla.

Los huesos de la pierna, fémur y tibia,  se unen mediante la articulación de la rodilla. Tanto el cartílago que recubre la superficie articular como los meniscos permiten los movimientos propios de la rodilla que  se mantienen unidos mediante los ligamentos y la cápsula articular que la rodea, siendo movilizada fundamentalmente por el aparato extensor, en el que se encuentra el hueso de la rótula, que también suele estar afectada por el proceso artrósico.

 

  • ¿Cómo es la intervención?

 

La intervención quirúrgica se realiza bajo anestesia epidural, aunque en ocasiones, según el criterio de anestesista, puede llegar a ser general. La incisión se hace longitudinal en la cara anterior de la rodilla. Las prótesis modernas de hoy día permiten hacer heridas muy pequeñas en la piel para ser implantadas, lo cual favorece la recuperación y la cicatrización. 

Una vez abierta la capsula articular,  se hacen unos cortes en los huesos  previamente determinados con moldes o plantillas   para extraer la parte dañada de la articulación, y posteriormente sustituirla con los elementos protésicos, que generalmente son 4: uno  femoral metálico, otro tibial metálico, un tercero que va colocado entre ambos de plástico o polietileno de ultra alta densidad y un cuarto, de polietileno similar al anterior, que sustituye a la rótula cuando ésta está desgastada.

Estos elementos se colocan a medida, impactado en el canal medular de la tibia y del fémur y en  ocasiones se unen al hueso mediante cemento de uso quirúrgico, según la calidad del hueso, el peso del paciente….

El tipo de implante que se utiliza depende del paciente, su edad y el estado en el que se encuentren los huesos.

Para ayudar en la correcta implantación de los componentes existen desde hace años ayudas técnicas como los navegadores que te van dando información en tiempo real de las opciones posibles (tamaño, rotación, alineación,  grosor del polietileno…) para conseguir una estabilidad ligamentosa adecuada (misma tensión de los ligamentos de la parte interna y externa, tanto en flexión como en extensión de la rodilla) y una correcta alineación de los componentes, que es lo que a largo plazo determina que las prótesis duren más o se muevan.  Estos navegadores recogen la información de unos Sensores que se atornillan provisionalmente a su fémur y tibia. Por eso es frecuente que usted vea que se le han hecho dos heridas pequeñas adyacentes proximal y distal a la herida principal.  

Esta operación dura alrededor de una hora y media y generalmente precisa de transfusión sanguínea posterior, ya que la sección de los huesos suele producir una pérdida de sangre considerable. No obstante las técnicas actuales disminuyen mucho la necesidad de una transfusión.

Tras la intervención se suele mantener colocado un tubo de drenaje que se retira a las 24-36 horas.

La estancia media hospitalaria es de 4 ó 5 días, tras la intervención.

 

  • ¿Cómo prepararte?

 

Previa a la intervención, se realizan los estudios preoperatorios habituales que han de ser validados por el cirujano y el anestesista, quienes indicarán si existen observaciones o cuidados médicos adicionales que tener en cuenta para minimizar cualquier riesgo médico-anestésico. En la preparación para la operación, los pacientes deben seguir todas las instrucciones que les hayan dado su anestesista y su cirujano.

Si el paciente toma medicamentos diarios, especialmente anticoagulantes (diluyentes de la sangre para prevenir trombos), debe comunicarlo a  su médico para que este le indique la pauta a seguir con estos.

 

  • ¿Cómo es la recuperación?

 

A las 24 horas de la intervención, el paciente puede sentarse y debe iniciar  los ejercicios de movilidad y carga del miembro intervenido, siguiendo las indicaciones del traumatólogo.

El paciente al que se le implanta una prótesis de rodilla puede, por lo general, incorporarse a su vida cotidiana en un plazo de entre 3 meses. Es habitual el uso de una media elástica para evitar los tromboembolismos venosos.

Durante las primeras semanas es necesario el uso de muletas o andador para facilitar la marcha.

 

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, a partir de su navegación.
Si continúa navegando, sin cambiar la configuración, consideramos que acepta su uso. Ver nuestra política de cookies.