Hospital Vithas San José

Hospital Vithas San José
Cita online

945.294.204

  • TAC-RM

    TC de columna y pelvis sin contraste

  • ¿Qué es?

  • Precio

  • Comprar
    prueba

  • <Volver al listado

TC de columna y pelvis sin contraste TAC-RM

¿TIENES DUDAS?

El TAC o Tomografía axial computarizada (o escáner), es una técnica de exploración radiológica que consiste en la obtención de imágenes de partes del cuerpo humano en planos muy finos.

  • ¿Qué es?

 

Una tomografía axial computerizada, TAC o escáner es un procedimiento de diagnóstico médico que utiliza rayos X con un sistema informático que procesa las imágenes y permite obtener imágenes radiográficas en secciones progresivas de la zona del organismos estudiada, y si es necesario, imágenes tridimensionales de los órganos o estructuras orgánicas. Mediante el TAC obtenemos imágenes de secciones perpendiculares del organismo, como si se tratasen de láminas.

 

  • ¿Para qué sirve?

 

Las imágenes del TAC permiten analizar las estructuras internas de las distintas partes del organismo, lo cual facilita el diagnóstico de fracturas, hemorragias internas, tumores o infecciones en los distintos órganos. Así mismo permite conocer la morfología de la médula espinal y de los discos intervertebrales (tumores o derrames en el canal medular, hernias discales, etc.), o medir la densidad ósea (osteoporosis).

La realización del TAC ha mejorado notablemente la capacidad médica para realizar el diagnóstico de lesiones internas, cánceres, derrames, roturas de órganos, en especial tras traumatismos, en caso de lesiones tumorales o vasculares.

La realización de un TAC es una prueba no dolorosa que ofrece imágenes de gran calidad y precisión. Estas imágenes pueden guiar la realización de intervenciones mínimamente invasivas, toma de biopsias, drenaje de abscesos,… reduciendo la necesidad de intervenciones quirúrgicas.

Durante el proceso de realización del TAC también pueden tomarse muestras o biopsias de tejidos.

 

  • ¿Cómo se realiza?

 

Para someterte a un TAC sólo debes tumbarte en una camilla que se desplaza mecánicamente para pasar por una especia de aro denominado tomógrafo. Este te rodea y así va realizando las radiografías. El proceso dura no más de 15 minutos, y en dependencia del órgano estudiado puede realizarse con un contraste inyectado, o administrado vía oral o por enema, que permite distinguir con mayor nitidez los tejidos y órganos.

Durante la prueba sólo debes mantenerse relajado y sin realizar movimientos. En todo momento mantienes contacto con el equipo técnico que está en una sala próxima viéndote a ti y las imágenes e indicándote (megafonía) cuando respirar o cuando retener la respiración en el caso de tomografías abdominales o de tórax.

 

  • ¿Cómo prepararte?

 

En dependencia del órgano estudiado, y especialmente si es necesario utilizar contraste puede requerirse el ayuno de unas horas antes de la realización del TAC. 

Deberás retirarte las joyas y elementos metálicos, y usarás una bata o pijama, proporcionados por el Hospital Vithas Perpetuo Socorro, para evitar las interferencias en el proceso de realización de la tomografía. Siempre debes informar al equipo médico si tienes antecedentes de alergia a contrastes radiológicos.

 

  • ¿Qué sientes?

 

El procedimiento en sí es indoloro. Algunas personas pueden sentir incomodidad por el hecho de permanecer acostadas sobre una superficie dura.

Para el estudio de determinados órganos, el medio de contraste administrado a través de una vía intravenosa puede causar una ligera sensación de ardor, un sabor metálico en la boca y un calor súbito en el cuerpo. Estas sensaciones son normales y generalmente desaparecen al cabo de unos pocos segundos.

 

  • Riesgos y contraindicaciones

 

Es una técnica de muy bajo riesgo, aún así, como para cualquier otra prueba, los médicos y especialistas del Hospital Vithas Perpetuo Socorro que te atiendan te informarán, tras evaluar y analizar minuciosamente tu caso concreto, de los posibles riesgos y contraindicaciones derivados de someterte a esta, si los hubiera. Sea cual sea el caso, sólo se te someterá a esta prueba, una vez estos sean totalmente controlables. 

En el caso de mujeres embarazadas, sí debe evitarse su realización, por el riesgo de afectar al feto, tal como ocurre con todos los procedimientos diagnósticos que usan rayos X.

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, a partir de su navegación.
Si continúa navegando, sin cambiar la configuración, consideramos que acepta su uso. Ver nuestra política de cookies.